València: una nueva mirada sobre el territorio y a actividad agrícola

Desde finales del año 2015, el Servicio de Pueblos de Valencia (antiguamente Servicio de Pedanías) cuenta con una nueva Sección específica dedicada a la agricultura y la huerta. Se trata de una sección que no existía con anterioridad y que en consecuencia, para comenzar a trabajar, ha tenido que definir sus objetivos y la manera de actuar para conseguirlos.

Coincidiendo en el tiempo, la ciudad de Valencia firmó, el 15 de octubre de 2015, el Pacto de Políticas Alimentarias Urbanas de Milán conjuntamente con más de un centenar de ciudades de todo el mundo. Este pacto internacional compromete la ciudad con un denso y ambicioso programa de medidas y acciones integrales alrededor de la alimentación (puedes descargar el PDF desde este enlace).

Las líneas generales de los compromisos adquiridos se centran en la generación de políticas municipales activas que impulsan una alimentación más sostenible, inclusiva, resiliente, segura y diversificada.

La Sección de Agricultura y Huerta cuenta con escasos medios técnicos y económicos de manera que la estrategia de actuación se ha centrado en apoyar y acompañar a aquellas iniciativas que, impulsadas desde la sociedad civil, el sector privado o las instituciones académicas e investigadoras, ya hace mucho tiempo que están impulsando acciones encaminadas a cumplir con estos objetivos.

Las competencias que la legislación actual define para los ayuntamientos en materia de agricultura están muy restringidas pero como se puede deducir de las diversas acciones planteadas al Plan de Acción, la estrategia municipal se centra en las siguientes líneas básicas imprescindibles:

  • Impulsar el recambio generacional en las personas que sostienen la actividad agrícola (en estos momentos alarmantemente mayores) acompañando e incentivando nuevas iniciativas en el sector.
  • Favorecer la participación de toda la sociedad en la generación de políticas públicas alrededor de la alimentación. Generando espacios de debate y de elaboración de propuestas como por ejemplo el Consejo Alimentario Municipal.
  • Mejorar la rentabilidad de la producción agrícola. Porque sin un reconocimiento económico digno de la actividad agrícola no hay futuro para el sector.
  • Ayudar a que las iniciativas económicas del sector agroalimentario incrementan su responsabilidad social y ambiental. Porque la viabilidad económica no está reñida con el compromiso con el entorno social y natural, al contrario se beneficia.
  • Proteger el territorio agrícola como un patrimonio estratégico del municipio. Porque los ecosistemas productivos que nos rodean (la huerta, la marjal, la Albufera, el mar…) son una fuente de riqueza presente y futura que está en peligro.
  • Mejorar los servicios a la agricultura que son de competencia municipal para proteger la actividad agraria y hacer que el sector productivo local pueda ofrecer a la ciudad todo el potencial que atesora.
  • Reconocer y poner en valor el patrimonio y la actividad pesquera de la ciudad, a menudo olvidado. Tenemos una tradición milenaria de pesca marítima y continental que merece estar en un lugar más visible y reconocido que al que se ha visto relegada.

Finalmente queremos incidir en que esta estrategia no pretende ser un recetario cerrado sino una reflexión e invitación a toda la ciudadanía y a todos los sectores implicados de cualquier manera en el sistema alimentario (producción, consumo, transformación, logística, distribución, comercio…) a compartir iniciativas y poner en común esfuerzos encaminados a dignificar a la gente que continúa manteniendo día a día nuestro patrimonio agrícola, pesquero, gastronómico y alimentario en general tan singular, rico y diverso.

En consecuencia animamos a hacer aportaciones que sumen y mejoren esta propuesta a: agroecologia@valencia.es. Intentaremos contestar y agradecerlas todas.

Descárgate el Plan de Acción Integral para la Promoción de la Actividad Agrícola Municipal

Josep Manuel Pérez Sánchez. Secció d’Agricultura i Horta. Ajuntament de València