Nace AGRO-LAB, una incubadora de empresas agroalimentarias para Valencia

En el marco de la Capitalidad de la Alimentación Sostenible nace AGRO-LAB. AGRO-LAB es una incubadora agroalimentaria de empresas basadas en la producción de proximidad y en la economía solidaria, creada por la Concejalía de Agricultura, Huerta y Pueblos de València del Ayuntamiento de Valencia, junto a Mercavalència, en colaboración con Las Naves (Centro de Innovación del Ayuntamiento de Valéncia), y la Cátedra Tierra Ciudadana de la Universidad Politécnica.

El objetivo de este proyecto es desarrollar un tejido empresarial diversificado capaz de dinamizar la producción, la elaboración, la distribución y el consumo de productos ecológicos y/o de proximidad de l’horta de València.

 

En definitiva, se trata de un proyecto que persigue la creación de un sistema alimentario local y sostenible en la ciudad de Valencia, respetuoso con el medio ambiente y la salud de los consumidores.

 

El concejal de Comercio y presidente de Mercavalència, Carlos Galiana, ha presentado AGRO-LAB junto a la concejala de Agricultura, Consol Castillo, quien ha destacado que esta incubadora “puede ser una herramienta generadora de ocupación, de beneficio, y de una nueva cultura de la alimentación, tanto por lo que respecta a la producción como a la distribución”.

 

Por su parte, el catedrático José María García, de la Cátedra Tierra Ciudadana de la Universidad Politécnica ha explicado que la incubadora empezará a trabajar con “una prueba piloto para la cual se buscan personas físicas o jurídicas dispuestas a desarrollar soluciones innovadoras que puedan contribuir a la creación de un sistema alimentario local y sostenible”.

 

El 25 de junio concluye el plazo para participar en esta prueba piloto que se realizará entre el 1 de septiembre y el 30 de noviembre de 2017, con posibilidad de ampliarla tres meses más.

 

Carlos Galiana ha recordado “que, hasta ahora, València vivía de espaldas a su huerta y ahora lo hace apreciándola, con una concejalía específica que trabaja para impulsarla, y unos mercados municipales que acercan sus productos a la ciudadanía, y que en este proyecto se suman todas las sinergias en este sentido”.

 

Por último, Consol Castillo ha resaltado que las administraciones locales tienen “una responsabilidad respecto a la alimentación de sus ciudadanos y ciudadanas y, por eso, hay que impulsar proyectos que fomenten la alimentación sostenible, justa y saludable” como es el caso de AGRO-LAB.