Huertos urbanos ecológicos de Benimaclet

Los Huertos Urbanos Ecológicos de Benimaclet son una iniciativa de la Asociación de vecinos y vecinas de Benimaclet, gracias a la cual, con la participación y el esfuerzo de todos los huertanos y huertanas se ha conseguido recuperar unos terrenos que, originariamente eran parte de la identidad de la huerta de nuestro barrio.

¿Por qué plantearon esta iniciativa? Por los beneficios que genera para el barrio y para la ciudad: Recuperamos un trozo de la huerta perdida de Benimaclet, recuperamos el sistema de acequias de riego, generamos un punto de encuentro para el vecindario, un lugar de intercambio de trabajo y de ilusión, hemos creado dentro del espacio una zona común abierta al barrio donde poder llevar adelante las actividades que los vecinos y vecinas proponen, generamos puntos de compostaje en todas las parcelas y reciclamos los residuos orgánicos en el barrio.

Promocionamos el autoconsumo de productos frescos y la soberanía alimentaría, aportando una nueva perspectiva sobre la seguridad alimentaria.
El trabajo comunitario de la tierra produce efectos positivos a nivel psicológico, terapéutico y social, sensación de bienestar, integración social, sentimiento de comunidad.
El proyecto es una propuesta alternativa de educación ambiental y nutricional al alcance de los centros educativos del barrio y una apuesta por la agricultura ecológica en un barrio con una profunda tradición agrícola.

Es un proceso comunitario de construcción de un proyecto social, vertebrador, democrático e inclusivo, fundamental y apoyado por la participación ciudadana.
Es una acción colectiva desde lo local hacia niveles superiores de la acción política y económica. Escenifica la producción colectiva de conocimientos y el desarrollo de aprendizajes mediante talleres y cursos de formación sobre agricultura, intercambio de experiencias, de semillas, de ideas, propuestas e iniciativas sobre la utilización de la zona común, etc.
Contribuye a reclamar para los vecinos y vecinas el derecho a una vida digna, permitiéndoles ser protagonistas reales de la acción transformadora del barrio.

Ahora ya llevamos cinco años y el proyecto está consolidado, una superficie aproximada de 10.000 m2, cien parcelas cultivadas por familias, jubilados, parados, estudiantes universitarios, dos colegios públicos de Primaria que trabajan la educación nutricional en los alumnos jóvenes, una asociación de daño cerebral y todo gestionado por los propios huertanos y huertanas con la dirección de una gestora y con el paraguas de nuestra asociación de vecinos y vecinas de Benimaclet.

Tenemos una lista de espera de más de cuarenta peticiones de nuevas parcelas y estamos planteándonos una nueva ampliación alrededor de nuestros huertos urbanos.
Nosotros estamos haciendo práctica de la teoría, no somos pretenciosos, hemos hecho una acción colectiva y nuestro objetivo es demostrar que se pueden hacer proyectos importantes para la vida de la ciudadanía sin un gran coste económico, políticas de recuperación de espacios perdidos que no tienen ninguna utilidad, para hacerlos fértiles, productivos, sociales, ecológicos y más humanos, todo ello dentro de la sostenibilidad.

Antonio Pérez Martínez
Presidente Asociación de vecinos y vecinas de Benimaclet (Valencia)